Puchi´s Co.

Es un nuevo cliente? Comencemos!.

Es simple, comodo y efectivo!

Ingreso Miembros

Olvido su password?

Aun no es miembro?

Caracteristicas Generales


Conozca los detalles tecnicos y ventajas de nuestros productos

AISLAMIENTO TERMICO

Concepto
El concepto de aislamiento térmico está relacionado con los siguientes parámetros: con el confort ambiental, con el principio de economía de la energía y con la reducción del consumo de combustible; dando lugar a lo que se podría denominar idoneidad energética del edificio.
Esta idoneidad energética de las edificaciones debe establecerse sobre la base del uso al que vayan a destinarse los locales que componen la edificación, relacionándolos con el número de personas, así como con el tipo de actividad que realicen.
La idoneidad energética da lugar a lo que se denomina «habitabilidad térmica», para lo cual es necesario que se establezca una relación entre temperatura y humedad, analizándose aquellos parámetros que influyen en su variación. Básicamente los factores que influyen en el estado térmico de un edificio pueden clasificarse en:

Formales: Son los relativos al volumen exterior del edificio, como son: su posición, orientación, etc.

Constructivos: Están relacionados con el sistema constructivo del edificio, así como con el denominado Coeficiente de Transmisión Térmica ( λ ) y con el espesor de cada elemento constituyente del muro de cerramiento.

Factores exteriores: Son los relativos a la climatología, temperatura, humedad y velocidad del viento, así como aquellos relativos al intercambio de temperatura y humedad entre el exterior y los elementos constructivos de los muros de cerramiento de los edificios.

Factores interiores: Hacen referencia a aquellos elementos que puedan modificar los valores higrotérmicos de los locales así como aquellos relativos al intercambio de temperatura y humedad entre el interior y los elementos constructivos de los muros de cerramiento de los locales.
En este apartado no hay que olvidar que el cuerpo humano a través de procesos metabólicos desprende calor y vapor de agua por transpiración, variando su emisión en función y grado de la actividad que se realice, estableciéndose por tanto un intercambio con el ambiente que le rodea.

De un modo genérico la ausencia de aislamiento térmico de un edificio provoca:
- Falta de confort y habitabilidad en el interior de los locales.
- Tensiones higrotérmicas de dilatación y retracción en los materiales de cerramiento, dando lugar a deformaciones diferenciales entre elementos, excesos de tensión y roturas.
- Condensaciones tanto en las superficies de los cerramientos, como en el interior de los materiales que componen los muros de cerramiento.
- Congelaciones de redes de instalaciones.


La «habitabilidad térmica» de los edificios pretende conseguir una sensación de bienestar por medio del aislamiento térmico, para lo cual se establece lo que, se denomina «zona de bienestar», a la que se llega cumpliendo las siguientes condiciones:

- Aire inmóvil o con ligero movimiento.
- Ocupantes en reposo o realizando trabajos suaves con indumentarias normales.
- Superficies de los paramentos interiores de los locales con la misma temperatura del ambiente interior.
- Mecanismos de transporte térmico.


Cuando una pared opaca y homogénea se coloca entre dos ambientes a diferente temperatura, se produce una transferencia de calor de la cara caliente a la cara fría. Dicha transmisión, con el fin de lograr el equilibrio térmico entre los cuerpos, se produce en varias fases:
1.- Del aire interior (ambiente más caliente) a la cara interna de la pared.
2.- A través de la pared.
3.- De la cara externa de la pared al aire exterior (ambiente más frío).

La transmisión a través de la fase 2 se produce por conducción y en las fases 1 y 3, por convección y radiación.

Por conducción, la energía calorífica se transmite por contacto directo entre cuerpos, sin que existan desplazamientos de masas, es normalmente el tipo de transporte de calor entre los sólidos.
Por convección, la energía calorífica se transmite de un cuerpo a otro en el seno de un fluido (líquidos y gases), generando movimientos de la masa de éste.
Por radiación, la energía calorífica se transmite entre cuerpos que no están en contacto, por medio de radiaciones que transmiten energía de un material a otro sin necesidad de que exista un fluido entre ellos.
En nuestro caso interesa básicamente la transmisión por conducción y la contribución del yeso para impedirla, de modo que se logre un mayor aislamiento de los elementos constructivos donde éste se encuentre, aunque no conviene relegar la contribución de los fenómenos de convección y de radiación, que influyen decisivamente en la transmisión del calor en las capas límites de contacto entre los materiales y el aire, además del papel que juega el yeso modificando los correspondientes coeficientes.

Coeficiente de conductividad térmica
Se define como la cantidad de calor, o flujo de calor que pasa en un tiempo determinado por unidad de superficie de una muestra de extensión infinita, caras plano - paralelas de espesor unidad, cuando se establece una diferencia de temperatura entre sus caras de un grado. Este coeficiente es una propiedad característica de cada material, y depende de la densidad, del estado de humedad en que se encuentre y además de la temperatura, porosidad, tamaño de los poros y tipo de gas que pueda quedar encerrado en el interior del material. Depende de:

- Su densidad, ya que está directamente relacionada con la porosidad, y cuanto mayor sea la cantidad de poros más se reduce la conductividad.
- El coeficiente de conductividad también depende de la humedad del material, pues el contenido de agua hace que aumente la conductividad del material, ya que el aire en reposo es un excelente aislante térmico, mientras que el agua líquida es un buen conductor del calor.
Para cada material se puede precisar su influencia en el aislamiento térmico mediante su coeficiente de conductividad térmica.

Siguenos Book FaceBook Twitter RSS